(81) 8333-0093 contacto@cerya.com.mx
Lunes a Viernes: 9am a 9pm Sabado: 9am - 5pm
José Benitez #2505, Obispado, Monterrey.

La tos es un mecanismo por el cual el cuerpo es capaz de deshacerse de las partículas no deseadas que han entrado en la garganta y los pulmones. Uno puede experimentar ataques intermitentes de tos en cualquier momento del día, y se considera que es una respuesta protectora del cuerpo que elimina todos los desechos indeseables desde el sistema respiratorio. Sin embargo, toser durante la noche con frecuencia todos los días no es normal y requiere atención médica inmediata. Ya se trate de los niños o de los adultos, la tos persistente por la noche conlleva una sensación de malestar en el pecho y un dolor de la garganta. Una persona que tose por la noche puede ser bastante irritante, ya que perturba el sueño de toda la familia. Toda persona privada del sueño no es capaz de realizar sus tareas diarias de manera eficiente. La incidencia y la severidad de la tos aumenta, sobre todo por la noche. En algunos casos, la tos se manifiesta durante la noche y, sorprendentemente, se detiene a la mañana.

CAUSAS DE LA TOS NOCTURNA

Algunas personas se sienten muy bien durante el día, pero tan pronto como se acuestan por la noche, experimentan una sensación inusual en la garganta que termina en forma de la tos. Esto puede ocurrir debido a las siguientes razones:

El asma
Esta dolencia es a menudo considerada como la causa de la tos que aparece sólo por la noche. La tos, especialmente por la noche, es una señal de advertencia de asma. La inflamación de las vías respiratorias es el sello del asma.

La sinusitis
La sinusitis es una infección viral o bacteriana que hace que los senos se hinchen. La mayoría de las personas que sufren de sinusitis a menudo tose por la noche. La sinusitis causa la irritación de la garganta que se traduce en tos.

La infección pulmonar
Las infecciones pulmonares que incluyan la bronquitis o la neumonía, también pueden ser responsables de causar la tos nocturna. La bronquitis, una infección viral, que normalmente conlleva a la inflamación de los bronquios, los tubos que transportan el aire desde y hasta los pulmones. La inflamación estrecha las vías respiratorias, la que hace que sea difícil respirar correctamente. La aparición de la tos seca o la producción de flemas, dependerá de hasta qué punto la infección ha afectado el tracto respiratorio. En el caso de que la colonización del virus permanezca restringida al tracto respiratorio inferior, el resultado es una tós seca persistente y ligera. La tos genera un moco que dura un período mínimo de 3 meses, en este caso está a punto de convertirse en una bronquitis crónica.

La enfermedad por el reflujo gastroesofágico
La tos forzada durante la noche, se ha atribuido también a la enfermedad de reflujo ácido, una condición en la que el ácido del estómago se desplazca en la dirección hacia atrás y llege a los tubos alimentícios y de la garganta. Esto sucede debido a que el tubo de alimentación muestre su incapacidad para cerrar correctamente. Este reflujo anormal de ácido del estómago provoca una sensación de ardor en el pecho, de la tos seca o de la generación de mucosidades. La tos de reflujo ácido puede comenzar inmediatamente trás una comida pesada. En algunos casos, el ácido del estómago que haya accedido a la garganta podrá también acceder a la entrada de los pulmones. Así pués, la tos asociada con el reflujo de ácido, es el mecanismo del cuerpo para eliminar el ácido corrosivo atrapado en los pulmones.

La reacción alérgica
La exposición a los alérgenos, que pueden ser transmitidos por el aire, tales como las partículas de polvo y la caspa de un animal doméstico durante la noche también puede conducir a la aparición repentina de la tos. El sistema inmunitario está considerado como un alérgeno a las sustancias nocivas, por lo que cuando se inhalan, estas comienzan a irritar el tracto respiratorio. La irritación es causada por la acumulación de mucosidades en las vías respiratorias. Para deshacerse de esta acumulación de moco, una persona puede toser mucho durante algún tiempo. Además de la tos forzada, el contacto con los alérgenos también puede causar un picazón en los ojos llorosos y la nariz congestionada.

la atención de tu familia es muy importante Contactanos