(81) 8333-0093 contacto@cerya.com.mx
Lunes a Viernes: 9am a 9pm Sabado: 9am - 5pm
José Benitez #2505, Obispado, Monterrey.

Los bronquiolos son los pequeños conductos que hay dentro de los pulmones. Cuando una persona respira, el aire entra en la tráquea y baja hacia los pulmones a través de una serie de conductos que se ramifican, llamados “bronquios”. Dentro de los pulmones, los bronquios se ramifican para formar bronquiolos, que son de menor tamaño y terminan en millones de diminutas bolsas de aire (los alvéolos). Cuando el aire ingresa en los alvéolos, el oxígeno del aire se transfiere hacia la sangre, que luego se transporta por todo el cuerpo.

Si su hijo tiene bronconeumonía, los bronquiolos se inflaman y se cubren con mucosidad excedente que puede dificultar la respiración.

La bronconeumonía es causada por uno de varios tipos de virus. En tres cuartos de los casos, es provocada por el virus sincitial respiratorio.

Síntomas

Algunos síntomas de la bronconeumonía en su hijo pueden ser:

fiebre (temperatura por encima de 37.5˚C)
nariz tapada o que gotea
tos
dificultades para tragar
respiración acelerada
dificultades para respirar
sibilancias
detención de la respiración durante períodos muy breves (conocida como “apnea”)

Para la mayoría de los niños, la bronconeumonía no es grave y ellos se recuperan en el transcurso de un par de semanas. Si por alguna razón a usted le preocupa que los síntomas empeoren, deberá llevar a su hijo al médico de cabecera.

Es importante que usted preste mucha atención para detectar los siguientes síntomas y buscar atención médica urgente si su hijo:

está comiendo menos de la mitad del alimento que habitualmente come
está muy cansado o en letargo
mueve las narinas o hace ruidos quejumbrosos al respirar
tiene dificultades para respirar (tal vez usted note que los músculos situados debajo de las costillas del niño o la piel que cubre el área de las costillas se contrae demasiado con cada respiración)
tiene la piel de color azulado (lo que se conoce como “cianosis”)
tiene episodios repetidos de apnea

Tratamientos

Por lo general, un niño se recupera en el transcurso de un par de semanas. Hay una variedad de tratamientos que usted puede seguir en el hogar a modo de ayuda para aliviar los síntomas de su hijo.

El paracetamol líquido (por ej., Calpol) puede servir para bajar la fiebre y aliviar dolores. Puede comprar paracetamol líquido en la farmacia, sin necesidad de receta. Siempre debe leer el prospecto de información al paciente que viene con el medicamento. Nunca le dé aspirina a su hijo.
Cerciórese de que su hijo tome suficiente líquido
Las gotas nasales que se compran en cualquier farmacia pueden servir para tratar la nariz tapada

Si a su hijo lo atienden en un hospital, puede recibir uno o más de los siguientes tratamientos.

Líquidos: si el niño tiene dificultades para alimentarse, puede deshidratarse. Los líquidos pueden administrarse a través de una sonda nasogástrica u orogástrica (un conducto que se coloca a través de la nariz o de la boca hasta el interior del estómago). Como alternativa, su hijo puede recibir líquidos mediante infusión intravenosa.
La mucosidad que provoca congestión en la nariz puede extraerse mediante aspiración.
El niño puede recibir oxígeno adicional a través de una mascarilla o de una sonda en la nariz.

la atención de tu familia es muy importante Contactanos